Hoy 29 de septiembre celebramos el #diamundialdelcorazon que este año lleva por lema “Por un corazón feliz, escucha a tu corazón”. El objetivo que se persigue con esta jornada es concienciar de la necesidad de llevar una alimentación equilibrada, adquirir hábitos saludables y practicar ejercicio con regularidad.

En España, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte. Alrededor de 228.000 personas sufrieron alguna alteración cardiovascular en nuestro país a lo largo de 2015. Concretamente hubo 108.000 infartos y anginas de pecho, según los últimos datos del Estudio RECALCAR de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), y cerca de 120.000 ictus (infartos cerebrales), como muestran los registros de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Cada vez se producen más infartos e ictus en España. La enfermedad cardiovascular (ECV) que comprende las cardíacas y cerebrovasculares provoca 17,5 millones de muertes prematuras y se prevé que la cifra aumente en 2030 hasta llegar a alcanzar los 23 millones de muertes en el año.

Por ello, en una fecha tan señalada como es el Día Mundial del Corazón queremos poner de relieve la necesidad de seguir ciertas pautas para potenciar la salud de uno de nuestros principales y más importantes órganos. El cuidado de la dieta (comer y beber adecuadamente), vigilar el nivel de glucosa en sangre, ejercitar el cuerpo, controlar la presión sanguínea, abandonar hábitos poco saludables como el tabaco y el alcohol, controlar los niveles de colesterol y el índice de masa corporal, pueden ser un ejemplo para cuidar nuestro organismo.

Nuestro corazón late a un ritmo de una frecuencia entre 60 y 80 latidos por minuto en reposo. Existen varios tipos de arritmias, siendo la más común la fibrilación auricular que no percibe de síntomas y que además es frecuente en el proceso de envejecimiento. En España se estima que 1 millón de personas sufren fibrilación auricular y que está detrás de un gran número de casos de ictus.

Hoy día, coincidiendo con esta fecha especial también expertos en salud ponen la atención en uno de los principales problemas actuales: la obesidad infantil, que puede derivar en enfermedades graves como la diabetes o en anomalías como la tensión alta. En este sentido, en esta jornada debemos hacer hincapié en la información y formación entre los más pequeños de la necesidad de llevar una alimentación saludable y de disminuir la vida sedentaria a través del fomento de la práctica del deporte y del ejercicio diario.