El mercado laboral precisa cada vez más profesionales especializados en riesgos psicosociales, dado que esta problemática supone para las empresas la pérdida de más de la mitad de las jornadas laborales.

Asimismo, solo un tercio de las organizaciones, tal y como se recoge en un estudio realizado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para la Mejora de las condiciones de vida y de Trabajo (Eurofound) cuenta con medidas o procedimientos para hacer frente a estos riesgos.

Del informe se extraen datos interesantes como que el 25% de los trabajadores afirma experimentar situaciones de estrés, durante toda o gran parte de su jornada laboral y que el 80% de los directivos concibe el estrés laboral como un motivo importante de preocupación en su entorno laboral. Tal es así que en el 2020 se prevé que la depresión sea la segunda causa de incapacidad.

Conscientes de esta circunstancia, Grupo OTP  junto a la Universidad Miguel Hernández impulsan un completo plan formativo con titulación propia: Experto Universitario en Evaluación de Riesgo Psicosocial e Intervención.

En él se plasman metodologías de evaluación, incorporando nuevas técnicas como la innovación en la gestión de las personas y en su salud para desarrollar organizaciones más saludables y resilientes. Se trata de una especialidad preventiva emergente, que apuesta por la especialización en el área psicosocial y en el análisis y detección de riesgos psicosociales, prescindiendo de las técnicas más tradicionales que no han dado resultados efectivos.

En este sentido, la formación se enfoca desde la psicología positiva, que tiene gran impacto en el bienestar y en el fomento de los recursos personales para poder resolver los problemas laborales, incidiendo en el impulso de liderazgos optimistas, que generen un entorno más seguro, saludable y sostenible.

La inteligencia emocional aplicada a la prevención de riesgos laborales, mediación, coaching, al tiempo que técnicas para poder intervenir en casos de daño psicosocial, derivado de situaciones de violencia laboral, moobing, burn-out, estrés y técnicas para optimizar el bienestar laboral forman parte de la programación del curso.

La modalidad formativa es de carácter online a través de la plataforma e-learning que permite al alumno adaptar las clases a sus necesidades, siendo tutelado por personal experto en los diferentes ámbitos y asesorado por un equipo pedagógico. El alumnado dispone de píldoras audiovisuales de las sesiones, podcats, así como videoconferencias.

Cada vez es mayor el número de alumnos que optan por esta formación que sin duda está adquiriendo más relevancia por la demanda por parte de las empresas de profesionales especializados en esta materia.

Más información