La Universidad Jaume I (Castellón) acogió los pasados días 10 y 11 de noviembre, el primer Congreso Internacional de evaluación e intervención en Inteligencia Emocional. La iniciativa contó con dos grandes ejes: la evaluación e intervención en Inteligencia emocional, tanto en el entorno académico como en el empresarial.

Grupo OTP participó en la iniciativa, concretamente en la Mesa Redonda “La Inteligencia Emocional en las organizaciones: desde la teoría a la práctica”, moderada por el presidente de ASNIE (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional), Miguel Ángel Díaz.

En la intervención, a cargo de la directora de OTP Carmen Soler, se demostró cómo la inteligencia emocional influye de una manera clara en las relaciones interpersonales, y condiciona las relaciones profesionales de los colaboradores que comparten actividad, al tiempo que se convierte, en un elemento crítico a la hora de dirigir, y de prestar servicios en un trabajo, tan vinculado a las personas, como es el de prevencionista.

En la Mesa Redonda, Soler apuntó la necesidad de contar con “líderes emocionalmente inteligentes que creen entornos de trabajo saludables”. En este sentido, comentó que se debe avanzar en visualizar la importancia de lo intangible, en definitiva, en darle importancia a las emociones en la salud laboral y financiera de una organización.

“El bienestar pasa siempre por el bienser y éste se genera por la emoción positiva. Es importante dar credibilidad a las intervenciones para generar emociones positivas, partir de una evaluación de riesgos psicosociales previa, y medir el impacto de las intervenciones en la generación de emociones positivas y climas de confianza, creatividad y apoyo, que éstas generan en los entornos de trabajo, que han dado el paso apostando por la emoción dando lugar a la acción”, ha señalado la responsable de OTP.

El congreso, que supuso un punto de encuentro y de intercambio de ideas, proyectos y experiencias contó con talleres, conferencias, simposios y mesas redondas, de temáticas diferentes, como el coaching, la educación emocional, la neuroeducación o el mindfulness.