Este martes 5 de julio se lanza en la plaza principal de la ciudad de Humahuaca, en la provincia de Jujuy, el Plan Federal de Concientización Vial implementado por el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.
La primera parte tuvo lugar en la Ciudad de Salta durante la segunda quincena de junio. Esta medida se pensó concretamente para mejorar la seguridad vial en las rutas Nº 9 y Nº 34. Es la primera vez que se lleva adelante una campaña en este corredor, que estadísticamente presenta una de las más altas tasas de siniestralidad vial del país.

Las actividades previstas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial para la ciudad jujeña incluyen un taller vial que contará con juegos interactivos, trivias, material de concientización y un simulador de vuelco. Asimismo, se brindarán capacitaciones a agentes de tránsito locales para su profesionalización y charlas de concientización vial en las escuelas para promover el cambio en la cultura vial. Todas las actividades, estipuladas durante 11 días, están vinculadas a fomentar las buenas conductas y el respeto por la vida.

Desde la iniciativa de este Plan, el director ejecutivo de la ANSV Carlos Pérez, asegura que “detener las muertes en el tránsito es una tarea compleja que requiere principalmente del rol de un Estado presente y comprometido. Cada uno de los ciudadanos puede aportar a la mejora de la seguridad vial a través de pequeños actos conscientes como abrocharse el cinturón de seguridad, transportar a los chicos en un sistema de retención, utilizar el casco, cruzar por la senda peatonal y ceder el paso a los peatones”.

CUATRO ÁREAS DE ACCIÓN DE LA MOVILIDAD SEGURA

1) Gestión estratégica de la información: en los próximos dos años esperamos contar con datos válidos, confiables y seguros en el 85% del territorio del país. Y en cuatro años lograremos un sistema de información consolidado, en todo el territorio.

2) Invertir en obras de infraestructura: reemplazaremos con autopistas las rutas de doble mano; en 4 años vamos a hacer la misma cantidad de autopistas que las que se hicieron en los últimos 65 años. A esos 2800 km de autovías se les suman otros 4.000 km de “rutas seguras”, haciendo obras que mitiguen la posibilidad de tener accidentes graves: banquinas pavimentadas; carriles anchos; obras para evitar cruces por localidades; cruces a diferente nivel con rutas importantes y ferrocarriles, circunvalaciones, etc.

3) Educar para prevenir: en dos años aspiramos a implementar la licencia nacional de conducir en el 100% del país. Aspiramos a un sistema que unifique los requisitos para acceder a la licencia y que establezca el mismo nivel de exigencia para todas las jurisdicciones. Se creará además el Instituto Nacional de Seguridad Vial (INSV) para nuclear las capacitaciones y brindar cursos teóricos y técnicos. Las campañas estarán focalizadas en las rutas con más siniestralidad y no sólo donde son visibles.

4) Coordinación en la Ejecución: unificaremos criterios en las políticas de seguridad vial sobre multas de alcoholemia, exceso de velocidad, cruce con luz roja y uso del casco. En estos controles será fundamental el uso de tecnología renovada y de última generación. Para la coordinación en todo el territorio de las medidas de seguridad vial cobrará protagonismo el Consejo Federal de Seguridad Vial.