El Consejo de Gobierno ha aprobado la modificación del decreto 302/2010, regulador de la selección del profesorado y la provisión de puestos en el ámbito educativo, con el fin de implantar medidas para favorecer la conciliación familiar y laboral de los docentes. Entre otras novedades, se crea un nuevo supuesto de comisión de servicios que entrará en vigor el próximo curso escolar 2016/17 y permitirá a los funcionarios de carrera acceder a puestos más cercanos a sus familias.

Con esta medida, también denominada ‘concursillo’, los docentes tendrán la posibilidad de optar a destinos cercanos al domicilio habitual, compatibles con el cuidado familiar o acordes con necesidades específicas de atención sanitaria. Así, podrán concurrir a la convocatoria anual de colocación de efectivos y obtener plaza durante un año, hasta un máximo de seis, sin tener que esperar a acumular los puntos necesarios para optar al concurso de traslados, como ocurre ahora.

El cambio normativo, acordado entre la Consejería de Educación y los sindicatos representados en la Mesa Sectorial (CSI-CSIF, ANPE, USTEA, CCOO y FETE-UGT), también incluye mejoras como la provisión de puestos para personas con discapacidad, tanto funcionarias de carrera como interinas, que podrán acceder a destinos más acordes con sus situaciones personales y sanitarias.

Con el fin de garantizar la rápida cobertura de las plazas en centros bilingües, la nueva regulación ofrece, a quienes aprueban una o dos pruebas en las oposiciones pero no resultan seleccionados, la posibilidad de acceder a las bolsas de trabajo de sus cuerpos o especialidades como hasta ahora y también la de incluirse en las de la mismas especialidades pero que se imparten en otro idioma.

En cuanto al acceso extraordinario, la Administración educativa podrá realizar convocatorias restringidas para el personal de las bolsas de empleo en aquellos casos de suma urgencia en los que se prevea déficit de profesorado en algunas especialidades, siempre que cuenten con la titulación exigida.

Finalmente, y como medida de transparencia, la modificación normativa aprobada por el Gobierno andaluz incluye la exigencia de publicar en la página web de la Consejería de Educación las denominadas ‘plantillas de funcionamiento de los centros’, que recogen las necesidades reales de los institutos en cada curso.