Investigadores de la Universitat Jaume I (UJI) han demostrado que la realidad virtual tiene una alta eficacia en el tratamiento psicológico de la fibromialgia, al igual que una gran aceptabilidad entre quienes padecen esta enfermedad. Así lo revelan los resultados de un ensayo clínico controlado, pionero en el mundo en utilizar la realidad virtual para el tratamiento.

 Los resultados son de gran importancia, ya que la eficacia de la realidad virtual en el tratamiento de la fibromialgia indica que también puede ser aplicada en dolor crónico producido por otras enfermedades reumáticas o reumatológicas, como artritis reumatoide, artrosis o lumbalgia crónica, entre otras, y que afectan al 10% de la población.

El estudio fue realizado con unas 60 pacientes con fibromialgia de la sanidad pública, concretamente del Servicio de Reumatología del Hospital General de Castellón, y los resultados fueron publicados recientemente en The Clinical Journal of Pain, una de las publicaciones científicas más prestigiosas en el ámbito del dolor.

Las personas con fibromialgia que recibieron el tratamiento con realidad virtual mostraron una mejoría clínica estadísticamente significativa, ya que disminuyó el grado de discapacidad y mejoró el estado de ánimo de las pacientes.

El tratamiento con realidad virtual

El tratamiento posee un componente psicoeducativo, con información acerca de qué es el dolor o qué factores psicológicos abren o cierran la puerta al dolor, y un componente de activación comportamental en el cual se aplica la realidad virtual.

Como señala García Palacios, “sabemos que uno de los principales problemas en las pacientes con fibromialgia es que dejan de hacer actividades tanto laborales como familiares y sociales debido al dolor. Dentro de ellas, nos interesa mucho la pérdida de actividades significativas que traen emociones positivas, como cuidar a los nietos, salir con las amigas o hacer actividad física. Como les cuesta tanto, necesitamos algo que les motive a hacer cosas y es allí donde utilizamos la realidad virtual”.

Más información y fuente: SINC