Los últimos avances en tecnología y simulación virtual se ponen al servicio de la seguridad vial para luchar contra el aumento de la siniestralidad.

Cada vez más organizaciones optan por el uso de simuladores para  formar y para actividades de concienciación

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que “cada trabajador recibirá una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada”. Conseguir cumplir este artículo puede resultar fácil y asequible en muchas áreas, pero en una tan básica y necesaria como la educación vial, se percibe como todo un reto para las empresas.

Gran parte de los accidentes de tráfico se producen en horario de trabajo y causan elevados costes sociales y económicos al trabajador, a la empresa y, en general, a toda la sociedad.

Los siniestros en 2014 supusieron alrededor del 1% del Producto Interior Bruto en el tratamiento de lesiones; 482.013 de esos accidentes fueron laborales, según la DGT. De enero a julio de 2015 se han producido más de 4.000 accidente in itínere, 56 de ellos mortales. Esto supone un aumento del 8,4%  con respecto al mismo periodo del año anterior, según el último informe del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Por todo ello es imprescindible que la seguridad vial este cada vez  más presente en las empresas. El horario de trabajo, y con ello la prevención de riesgos, no comienza en el momento que pisas la oficina.

Grupo OTP, como agente promotor del cambio en cuanto a seguridad laboral, lleva desde 2014 trabajando de la mano de las últimas tecnologías para concienciar y preparar a trabajadores de todos los sectores y así poder reducir la siniestralidad, “es una pandemia que no solo afecta a los sectores en los que se producen desplazamientos en misión durante la jornada” explica Raúl Chilet, director técnico de grupo OTP.

La herramienta con la que trabajan son unos simuladores de última generación que permite practicar en situaciones en las que de otro modo sería imposible hacerlo, como la conducción en condiciones climatológicas adversas o en situaciones de tráfico denso.

Tras la adhesión a la Carta Europea de Seguridad Vial, Grupo OTP comienza una campaña contra la siniestralidad laboral vial. Esta iniciativa va acompañada de una Encuesta Sobre Hábitos en la Conducción la cual permite “conocer los principales factores de riesgo y centrar el foco todavía más en ellos” explica Chilet, quien coordina el proyecto del simulador.

Esta herramienta ha supuesto una revolución en la formación, los formadores explican que “se sorprenden mucho cuando la modalidad no es únicamente pasar por un aula y escuchar una exposición verbal, acompañada como mucho por una presentación”, inciden en que se puede aprender mucho pasando un rato lúdico y divertido frente al simulador. Además en investigaciones (HENRY) sobre la eficacia de los simuladores en el entrenamiento de las habilidades psicomotrices y perceptivas, demuestran un aprendizaje más rápido gracias al cual, los sujetos entrenados en estas condiciones reaccionaban mejor en situaciones reales.

Muchas empresas utilizan estos simuladores en actividades de formación y concienciación

La mejor manera para desarrollar las habilidades motoras que exige la conducción es practicándolas. Mejorar la precisión, velocidad y calidad de las destrezas, son los objetivos que el trabajador tiene que alcanzar repitiendo cada operación hasta llegar a ejecutarlas correctamente.

Marisa Porcar, psicóloga experta afirma que “la exposición virtual tiene varia ventajas frente a la en vivo: el estímulo y la exposición puedes reproducirlo tantas veces sea necesario y ver las reacciones que el conductor tiene a ese tipo de situaciones”.

Todo apunta a que el futuro de la educación vial se encuentra en esta metodología. Raúl Chilet explica que “la práctica mediante simuladores de última generación como los que dispone Grupo OTP, serán una herramienta imprescindible para la formación práctica en seguridad vial”.

Gracias a estos simuladores logran ofrecer un mayor abanico de posibilidades formativas “más flexibles y adaptadas a las organizaciones” permitiéndoles llegar al máximo número de población laboral ya que es un dispositivo portable que se desplaza directamente a las instalaciones de la empresa.

Muchas empresas ya lo han probado y notan los resultados. Oscar Bañuelos responsable de zona en Vygon, s.a. explica que pasan todo el día en la carretera y tiene claro que el hecho de afrontar situaciones que ojalá no nos encontremos en la vida real es una ventaja. Además supone una formación transversal, aplicable a todos los ámbitos de la vida con la que se consiguen los objetivos principales: concienciar y practicar.

La concienciación se consigue al comprobar las consecuencias que pueden tener ciertas acciones imprudentes o no adecuadas en determinadas situaciones como son el exceso de velocidad o la falta de distancia de seguridad. Chilet previene que a pesar de llevar una conducción segura “siempre nos podemos encontrar con situaciones imprevistas como objetos en la carretera, eventos o averías mecánicas”. Conocer la acción adecuada frente a ellas puede suponer la diferencia entre tener un accidente o no.

CÓMO FUNCIONA EL SIMULADOR DE CONDUCCIÓN

El equipo de simulación con el que cuenta Grupo OTP desarrolla principalmente dos modalidades de ejercicio: libre y de ejercicios preestablecidos.

En la modalidad libre permite una selección previa de las condiciones a simular entre las que se destacan el tipo de vehículo, el tipo de escenario o entorno (urbano, rural, autovía, etc.) y el clima (soleado, lluvia, niebla, nieve o aleatorio). Respecto los ejercicios preestablecidos, el simulador da la opción de escoger entre 18 situaciones como la frenada de emergencia, conducir con/sin ABS, circulando con lluvia y niebla, incorporaciones con tráfico denso, entre otras.

Los simuladores de conducción se está convirtiendo en una herramienta potente y fundamental para ofrecer en un entorno seguro esa “formación teórica y práctica, suficiente y adecuada” que ilustra la Ley. Sin ella sería muy difícil poder llegar a dar esta formación de manera efectiva y eficiente para las empresas.

Más información.