Hace un tiempo compartíamos un interesante post de  Miguel Ángel Díaz en rhsaludable El reto de tener “líderes coach”  en el que se abordaba el importante papel que deben tener los directores, los lideres en la gestión de equipos de trabajo y por lo tanto en la  gestión de los riesgos psicosociales en el lugar de trabajo.

Y es que el liderazgo transformacional y la buena gestión de equipos de trabajo es esencial en la implantación de modelos de empresa saludables, y así lo abordamos dentro del Máster Iberoamericano en Organizaciones Saludables e Innovación en la Gestión de Personas en el que es parte fundamental.

El empresario, según la normativa es el responsable de aplicar un plan de prevención dirigido a evitar o reducir los riesgos psicosociales y que además permita a los trabajadores participar en la toma de decisiones, todo ello con el objetivo de crear entornos saludables.

Una de las acciones que debe tomar un buen directivo es mostrarse accesible y sensible a los problemas de los trabajadores, crear entornos que fomenten la comunicación y la resolución de problemas. De igual manera debe asegurarse que los mandos intermedios apuesten por este tipo de gestión y les anime a su implantación diaria.

Los directivos y mandos intermedios deben saber gestionar personas, de forma que un buen liderazgo puede reducir tanto el estrés relacionado con el trabajo como los riesgos psicosociales. Un buen liderazgo que suponga un buen modelo de conducta resultará inspirador para el resto de los trabajadores y propiciará un buen clima laboral.

En esta infografia vista en https://ticsyformacion.com/ aparecen gráficamente algunas de las diferencias entre lideres y jefes

jefe-vs-lc3adder-infografia (1)