Un informe de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y publicado en “Archivos de Branconeimología”, demuestra que dejar el tabaco no aporta únicamente beneficios para la salud del fumador, sino que supone una mejora sustancial en el ámbito laboral. La doctora Isabel Nerín afirma que “con el tiempo, su productividad crece hacia los valores de los trabajadores no fumadores”, además destaca que “en el ámbito laboral se deberían promover políticas programas orientados a los trabajadores para fomentar el cese del hábito tabáquico, ya que supondría un ahorro económico”.

Entre los datos que presenta se destaca que los pacientes fumadores presentan mayores tasas de absentismo laboral, las bajas por motivos médicos forman una media de once días al año, frente a los siete de los empleados que no fuman. Según los datos aportados por el estudio, el coste anual por incapacidad temporal y pérdida de la productividad asciende a 2.253,90 en los trabajadores fumadores y 1.434,90 euros en los no fumadores. En cuanto al gasto sanitario, un fumador cuesta de media 848,64 euros frente a los 474,71 euros de media que un paciente que no fuma, una diferencia de 373, 93 euros.

Además, la Separ indica que una de cada siete muertes ocurridas al año en individuos mayores de 35 años se atribuyen al consumo de cigarrillos. Por ello, la presidenta de Separ, Inmaculada Alfajeme cree necesario que “la prevención y el tratamiento del tabaco sean prioridad dentro de las políticas sanitarias para contribuir así a la contención del sobrecoste sanitario y social que supone el consumo de tabaco a lo largo de la vida”.

Dentro de nuestro listado de fichas de promoción de la salud puedes descargar información sobre como dejar de fumar