Tick-tock

Muchas personas carecen de tiempo libre para invertir en familia y ocio debido a la cantidad de horas que pasan al día en el lugar de trabajo. Muchas empresas se plantean el dilema de si 8 horas son las adecuadas para que un trabajador sea eficiente el 100% de la jornada. 

Una de las principales causas del estrés laboral es la excesiva duración de las jornadas de trabajo. A esto se suma una menor productividad, más ausentismo y menos rendimiento. La Organización Internacional del Trabajo calcula que hasta un 3% del Producto Interior Bruto se pierde por esta causa. 

Un reportaje de la BBC presentaba la situación de países como Suecia, Grandes empresarios como Carlos Slim o multinacionales como Toyota que ya han comenzado a implementar estrategias para intervenir ante este conflicto. 

Jornadas de 6 horas con la misma paga, pero una reducción en el tiempo y la frecuencia de los descansos o establecer la semana laboral en 3 días de 11 horas cada uno, son algunas de las propuestas que se están estableciendo. Aún no se han obtenido resultados a largo plazo, pero en algunos de los experimentos los empleados reportan estar mucho menos estresados y consiguen concentrarse mucho más, realizando las tareas más rápido. 

En Suecia, se ha comenzado a implantar en el ámbito hospitalario. Los trabajadores confiesan sentirse con más energía y entusiasmo. En este tipo de profesiones es una cualidad muy importante, ya no solo por el trato con los pacientes, que mejora notablemente, sino por el alto porcentaje del sector que tiende a sufrir enfermedades como la depresión. 

En España también ha comenzado a innovarse en la forma de entender el trabajo y el tiempo invertido en él. A muchos, este tipo de propuestas les causa desconfianza, pero los resultados están siendo muy positivos, tanto para la empresa que observan un crecimiento en sus beneficios, como para los trabajadores que se sienten más felices y productivos.