Smartphone shadow
¿Quién no se ha cruzado con un peatón distraído? Según un artículo del The New York Times, caminar mirando al móvil es cada vez más común entre las personas de 18 a 34 años.  Chocar contra otras personas, tropezarse con un bordillo o en un tramo de escalera, colisionar contra una puerta de cristal o caer dentro de una fuente pueden resultar situaciones cómicas, pero los accidentes de un caminante distraído pueden poner en peligro tanto su vida como la de los demás peatones.

El Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos remite que las lesiones provocadas por andar pendiente del teléfono han aumentado ocho veces en los últimos 15 años. Entre todos los casos estudiados, el 52% de los episodios sucedieron en casa.

Los expertos defienden que el principal problema, es que no se pueden hacer dos cosas a la vez. Los adolescentes, sin embargo, creen todo lo contrario. La multitarea digital forma parte de su día a día, hablan por teléfono mientras escuchan música y contestan a un mensaje de texto.

La academia de cirujanos ortopédicos americana se ha unido a otras organizaciones para crear un servicio llamado “Deadwalkers digital”. A través de esta plataforma han redactado una serie de consejos para prevenir este tipo de accidentes:

  • Cuando se utilicen auriculares para escuchar música, mantener el volumen lo suficientemente bajo como para poder oír el tráfico.
  • Hay que mantener la atención en las personas, objetos y obstáculos que se encuentran al rededor.
  • Utilizar los pasos de peatones y obedecer a las señales de tráfico. Hay que estar especialmente atento a la circulación de bicicletas.
  • Mirar hacia delante, no hacia abajo, al acercarse a un bordillo o escaleras mecánicas.
  • Llevar especial cuidado con los vehículos dentro y fuera de los estacionamientos, especialmente en los meses de invierno que oscurece temprano. Es recomendable la utilización de ropa reflectante, o al menos, de color claro.
  • Si considera necesario realizar una llamada o mandar un mensaje mientras camina, deténgase y salga del flujo de tráfico peatonal. Reanude la marcha solo cuando haya completado la tarea.