Humo en el cielo (PS)
El Servicio de Bomberos del Gobierno de Navarra recomienda a los ciudadanos que tienen chimenea en su hogar y la emplean asiduamente que limpien todos los años el conducto de salida del humo para eliminar los restos de hollín, creosota o alquitrán que se adhieren a él durante la combustión.

Los bomberos advierten de que estos residuos pueden llegar a taponar la salida de humo al exterior e, incluso, prenderse y desencadenar un incendio en la chimenea. En el caso de no disponer de los medios o conocimientos adecuados para limpiar este conducto, los bomberos recuerdan que pueden contratarse los trabajos de un deshollinador o empresa de mantenimiento de chimeneas.

Por otra parte, recuerdan que es importante no utilizar líquidos combustibles ni productos inflamables, como gasolina, para encender el fuego. Es mejor emplear papel y leñas pequeñas, así como unas pastillas específicas para este fin que existen en el mercado.

Otra de las recomendaciones de los bomberos está relacionada con la buena ventilación de la habitación donde se ubica el hogar de la chimenea. Cabe recordar que el fuego consume el oxígeno de la estancia y genera monóxido de carbono, que es un gas tóxico. Además, una buena ventilación mejorará el tiro o movimiento natural del humo por el interior del conducto de la chimenea.

Tampoco se debe permitir a los menores que jueguen con el fuego ni colocar junto a las chimeneas materiales inflamables como ropa, mantas, papel o alfombras.

Finalmente, es necesario tener cuidado con las cenizas que se extraen de la chimenea. Se deben depositar en un recipiente metálico y deshacerse de ellas después de haberse cerciorado de que realmente están apagadas.

Fuente: www.navarra.es