Discapacitados

El acceso de las personas con discapacidades motoras a la conducción de sus propios vehículos y la protección de los mismos cuando se desplacen en vehículos privados es una de las cinco líneas de actuación en las que la Dirección General de Tráfico está trabajando y que forman parte de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020.

Una de las acciones que se está realización es la elaboración de un informe en el que se analiza el procedimiento actual de evaluación de los conductores con discapacidades motoras para identificar los aspectos mejorables del mismo y poder conseguir la accesibilidad universal.

De los 27 millones de conductores que hay en España, alrededor de 57.000 llevan algún tipo de adaptación en el vehículo por problemas de discapacidad motora.

En busca de la accesibilidad universal, Tráfico ha organizado para los próximos meses unas jornadas de actualización y armonización de criterios técnicos para la evaluación de conductores con movilidad reducida y talleres prácticos para la evaluación de conductores con capacidades motoras.

El objetivo de las jornadas que se celebrará  los días 11 y 12 de diciembre en la sede de la DGT y que está organizada por dicho organismo junto con el Instituto de Diseño y Fabricación de la Universidad Politécnica de Valencia y la Asociación de Investigación en Diseño y Fabricación es actualizar y armonizar los criterios técnicos de los profesionales con responsabilidad en la evaluación de conductores con discapacidad motora, así como homogeneizar procedimientos y dar a conocer los recursos existentes a nivel estatal.

En las jornadas y talleres se darán cita profesionales que participan en las diferentes fases de evaluación del conductor con discapacidad motora (sociedades científicas, médicos de Centros de Reconocimiento de Conductores, examinadores-coordinadores y examinadores de las Jefaturas Provinciales de Tráfico, facultativos encargados de la evaluación de conductores pertenecientes a la Administración Sanitaria de las Comunidades Autónomas, empresas de adaptación de vehículos, seguros…) con la idea de tener una visión integral  de la situación que permita facilitar a los usuarios con problemas de movilidad una valoración especializada, que garantice, superada la misma, su acceso al permiso de conducción.

Estas actividades se desarrollarán como experiencia piloto ya que participarán profesionales de las capitales de las Comunidades Autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla, con la idea  posteriormente de exportarlo a todas las provincias de España.