Wearing Google Glass (in Hawaii)

La Prevención de Riesgos Laborales cuenta cada día con nuevas técnicas y tecnologías que nos ayudan a mejorar la salud laboral de los trabajadores. Las Google Glass aparecieron como un producto capaz de revolucionar nuestra vida cotidiana, pero ahora comienza a hablarse de una nueva generación de gafas con cambios enfocados a actividades empresariales y profesionales. Las Google Glass pretenden convertirse en una herramienta de productividad.

Según la web 9to5Google esta nueva Experiencia Google esta siendo desarrollada bajo el nombre de Google Glass Enterprise Edition. Un prototipo que integraría importantes cambios en el Hardware, una batería mucho más potente o la capacidad de realizar fotografías con un simple gesto de las manos.

La principal propiedad que algunos técnicos en Prevención de Riesgos Laborales apuntan para este dispositivo es la posibilidad de manejarlo a través de la voz. Esta capacidad facilitaría la toma de imágenes en directo del trabajo que se realiza sin necesidad de desviar la mirada del entorno. Esto supondría además una mejora ergonómica de la postura, sobretodo de las cervicales, evitando las desviaciones causadas por el uso del teclado o la consulta constante de datos. Contribuiría a ayudar en la mejora del equilibrio y, al disponer de libertad en las extremidades superiores, repercutiría en una mayor capacidad para frenar caídas y tropiezos.

Las Google Glass Enterprise Edition estarían diseñadas para su aplicación en entornos cerrados y situaciones muy específicas como trabajos de precisión, prácticas y ensayos de todo tipo. También se esta pensando en introducirlas dentro de la seguridad vial laboral, ya que reduciría las distracciones al volante gracias al manos libre o a la consulta de mapas de direcciones entre otras capacidades. Controlaría el estado postura del conductor y las constantes como el cansancio o el sueño que pueden provocar un accidente. En este ámbito aún quedan por aclarar algunas dudas legales sobre su posible uso, pero se contempla como un posible y beneficioso futuro.

Una amplia gama de procesos tecnológicos de riesgo para el trabajador se detectan mejor en el momento en el que se desarrollan, con esta tecnología se podrá visualizar el trabajo en directo, lo que ahorrará mucho tiempo y posibles accidentes. También ayudará a detectar aspectos poco destacados en las revisiones médicas periódicas, con la consiguiente aplicación correctiva. Toda una serie de ventajas que aún están por desarrollar.

Por Dolores Cardona