Flames

De cada 10 quemaduras que ocurren en adultos, nueve se dan en un ambiente laboral y sólo una se registra en el hogar, además, en el grupo pediátrico, 95% de las quemaduras ocurren en casa y con presencia de un adulto.

En ambos casos de accidentes se conjugan diversos factores: descuido, exceso de confianza y falta de supervisión, o simplemente, sucesos extraordinarios que no se prevén, como el que se incendie un automóvil con el conductor dentro.

En el caso de los adultos, la principal causa de quemadura es la flama, que generalmente se da por el manejo de gases o hidrocarburos en el ámbito laboral. Al no contar con medidas de seguridad bien definidas, o bien, que los mismos trabajadores no lleven el protocolo indicado, un chispazo puede arrebatarles la vida.

El director del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente (IMSS) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Jalisco, Hugo Ricardo Hernández García, destacó que lo preocupante es que la mayoría de las quemaduras ocurren en jóvenes y adultos jóvenes.

“Las principales causas de quemaduras en adultos se dan por flama, líquidos calientes y electricidad, en ese orden; más de 90% de las personas que nosotros recibimos son productivos, y esto hace que la gran mayoría de los accidentes sean en áreas de trabajo; es gente que trabaja y que por alguna circunstancia, desafortunadamente, tuvieron algún accidente”, aseguró.

En la Unidad de Quemados del IMSS se atendió a 303 personas en 2013; 234 hombres y 69 mujeres, con una edad promedio de 40 años, con quemaduras en poco más de 15% de la superficie corporal.

En lo que se refiere a las quemaduras en niños, el Nuevo Hospital Civil “Dr. Juan I. Menchaca” se destaca por tener un área específica para la atención de este tipo de accidentes catastróficos.

Según información obtenida  vía transparencia, en 2013 se atendió a 382 niños con quemaduras, principalmente por derrame de líquidos calientes, en los niños menores de cuatro años, y por fuego en el caso de los niños en edad escolar, mientras que en el adolescente, la quemadura es por electricidad.

Fuente: www.informador.com.mx