Zemanta Related Posts ThumbnailEl coordinador de Actividad Física y Salud del Centro de Educación Física y Salud Integral del ITESO, Alejandro Pliego Rayas, asegura que hacer pequeñas pausas a lo largo de las ocho horas de trabajo puede generar grandes beneficios para la salud.

Añade que una pausa activa “es un momento de activación dentro de la jornada de trabajo, que permite cambio en la dinámica laboral, donde se pueden combinar movimientos que activan los músculos, el corazón y el sistema circulatorio, la respiración y lo cognitivo”.

El especialista recomienda hacer pausa de 5 a 10 minutos cada 2 horas para caminar, subir y bajar escaleras, estirase o hacer ejercicios de respiración, actividades que ayudan a cambio a liberar el estrés articular y muscular, favorecer la circulación, mejorar la postura, la capacidad de concentración y el desempeño laboral.

“Además, se pueden complementar estas acciones con otras como dejar el auto un poco más lejos para caminar un poco más, evitar las escaleras eléctricas y los elevadores en los centros comerciales, y evitar llamar por teléfono a los vecinos cercanos en la oficina e ir a hablar con ellos en persona”, afirma.

Lee el artículo completo en  www.oem.com.mx