Capitolio

Las autoridades de EE.UU cerraron el pasado día 7 de julio  una parte del Capitolio, donde se ubica la Cámara de Representantes, debido a una alerta de exposición a amianto  producida mientras se estaba eliminando el material en el  edificio.

Según ‘The Washington Post, la Oficina de Arquitectura del Capitolio envió  instrucciones a todos los legisladores y asistentes de la Cámara de Representantes para que se alejen de la zona afectada “hasta nuevo aviso”.

La Oficina de Arquitectura explicó en un comunicado que durante los trabajos de eliminación de amianto en el edificio se podría haber producido una fuga  “que afectó la parte de la Cámara de Representantes del Capitolio”. Según los datos preliminares, el incidente tuvo lugar en el cuarto piso del Capitolio.

El cierre no afectó el Senado, que ocupa la zona norte del Capitolio.

Fuente: www.actualidad.rt.com