Los accidentes infantiles constituyen un grave problema de salud pública ya que son la primera causa de muerte en niños y niñas de uno a catorce años. En estas edades hay más muertes por lesiones que por la suma de todas las demás enfermedades infantiles. Sin embargo, está demostrado que si se tomaran las medidas preventivas oportunas, la mayor parte de estos accidentes podrían evitarse. De todos los accidentes infantiles, el 15% ocurren en centros escolares.

El objetivo de esta publicación elaborada por la Comunidad de Madrid es servir de ayuda a los profesionales de la educación para que aborden su rol de agentes de salud con mayor información y seguridad, y de este modo puedan contribuir a prevenir los accidentes en el centro escolar y minimizar sus consecuencias.

Puedes descargarla aquí:

guia-escolares