empowerment

Organizaciones saludables son las que “realizan esfuerzos sistemáticos, planificados y proactivos para mejorar la salud de los empleados mediante buenas prácticas relacionadas con la mejora de las tareas (…), el ambiente social (…) y la organización” 1.

Ante situaciones adversas, como la crisis económica y social que estamos viviendo en la actualidad, hay organizaciones capaces de resistir e incluso de salir fortalecidas, son las organizaciones resilientes, pero ¿cómo se consigue ser una organización resiliente?

Para llegar a ser una organización resiliente es imprescindible ser una organización saludable. Hay que tener en cuenta que las empresas, ante todo, están constituidas por personas por lo que siempre dependen del estado psico-físico de sus trabajadores; todo aquello que promueva la salud y realización personal de los empleados, indefectiblemente preserva y genera las condiciones para desarrollar la capacidad de trabajo del individuo 2.

¿Qué características tiene una organización saludable?3

  • La salud del trabajador es un fin en sí mismo, y no un medio para alcanzar otras metas.
  • Ambiente físico de trabajo sano y seguro
  • Ambiente social de trabajo inspirador para los empleados
  • Los empleados se sienten vitales y enérgicos (engaged)
  • Obtienen productos y servicios saludables y ofrecen calidad excelente en sus productos y servicios.
  •  Establecen buenas relaciones con el entorno organizacional.

¿Cómo se consigue esto?

Una comunicación eficaz es indispensable para el mejor desempeño de la tarea: tanto las comunicaciones externas de la empresa, clientes, proveedores, miembros de la comunidad…; como las comunicaciones internas, ascendentes, descendentes y horizontales. La confianza que se crea con un buen sistema de comunicación entre directivos y empleados es básica para conseguir un Great place to work.

Otro factor indispensable para conseguir una organización saludable y resiliente es el enpowerment, visto como la delegación de poder y autoridad en los subordinados, haciendo que se sientan dueños de su propio trabajo y por lo tanto más implicados con la empresa en la que trabajan. Además este proceso desarrolla la confianza en sus capacidades personales, y por lo tanto los empleados son más vitales y enérgicos.

Cuando el propósito de una organización es compartido por todos, se crean redes que permiten proporcionar la flexibilidad necesaria para ayudar en situaciones críticas.

Por lo tanto es muy importante la promoción de la salud de los empleados, y no solo de su integridad física, como hasta ahora se ha hecho. En estos tiempos en que las empresas tienen tantas dificultades para mantenerse a flote, es imprescindible cuidar la salud mental de los trabajadores.

Master Grupo OTP empresa saludable

Esto implica enfocar las evaluaciones psicosociales en las organizaciones desde un punto de vista positivo, y no solo desde el negativo que se ha usado hasta ahora, en el que solo se aplica la psicosociología en el momento en que hay un daño en la empresa. Si queremos ser una empresa resiliente deberemos realizar estudios psicosociales que nos permitan conocer qué tipo de organización somos y como podemos influir positivamente en la salud del mayor bien que tienen las empresas, su cliente interno, sus empleados.

1 Salanova, Marisa (Catedrática de Psicología Social, especialización en Psicología del Trabajo, de las Organizaciones y en Recursos Humanos en la Jaume I. Además es directora del equipo “WONT_Work Organization Network” de la UJI)
2 Filippi (Psicóloga (UNLP). Profesora Titular de Psicología del Trabajo en la Universidad de Buenos Aires. Especialista en Técnicas Grupales de Selección, Evaluación de Perfil Laboral y de Potencial de Desarrollo.)
Salanova, Marisa  (Catedrática de Psicología Social, especialización en Psicología del Trabajo, de las Organizaciones y en Recursos Humanos en la Jaume I. Además es directora del equipo “WONT_Work Organization Network” de la UJI)

Fuente: www.psicolatina.com