Normalmente es bastante impactante presenciar una crisis convulsiva, pero a pesar de su apariencia, la mayoría de las crisis convulsivas son realmente inofensivas. Nuestra actuación en estos casos sera la de prestar primeros auxilios y esto implica mantenerlas seguras hasta que pase la convulsión. A continuación os dejamos  algunos consejos para poder ayudar de la mejor manera posible a una persona que presente convulsiones.

  • Manténgase calmado y tranquilice a otras personas que estén cerca.
  • Evite que la persona sufra lesiones quitando los objetos duros que estén a su alrededor.
  • Con cuidado coloque a la persona en el piso y ponga la cabeza sobre algo suave y plano, como una chaqueta doblada.
  • Quítele o afloje las corbatas o cualquier objeto que tenga alrededor del cuello que pueda dificultar la respiración.
  • Controla el tiempo que duran las convulsiones . Si la convulsión dura más de cinco minutos y no hay signos de que está disminuyendo o si la persona tiene problemas para respirar después de la convulsión, si sufrió algún golpe, tiene dolor o no se está recuperando en la forma normal, llame al 112.
  • No trates de inmovilizar la persona .
  • Voltea a la persona suavemente hacia un lado. Esto mantendrá las vías respiratorias despejadas.

Convulsiones-blog

  • No trates de darle respiración artificial, excepto si la persona no empieza a respirar después de que haya pasado la convulsión.
  • Permanezca con la persona hasta que haya pasado normalmente la convulsión y esté totalmente consciente.
  • No le ofrezcas agua o alimentos a la persona sino hasta que esté bien despierta.
  • Cuando la persona recupere el sentido se amable y tranquilízala.

 

Fuente: www.cdc.gov