pies

Con el paso de los años, desde la implantación de la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales, se le está dando más importancia a los riesgos derivados de especialidades o disciplinas de Prevención que antes no se tenían tan en cuenta, ya sea, porque los daños o lesiones sufridos eran menos graves, o porque normalmente estos daños tardaban más en aparecer en la salud de los trabajadores (enfermedad profesional) y eran más difícil de asociar al trabajo realizado.

También la mayor incidencia y control de inspección de trabajo en lo referente a estos riesgos, hace que las empresas se conciencien y busquen medidas para combatirlos.

Una de estas especialidades que antes no se le hacía tanto hincapié es la Ergonomía (o estudio de los factores humanos) “disciplina científica que trata de las interacciones entre los seres humanos y otros elementos de un sistema, así como, la profesión que aplica teoría, principios, datos y métodos al diseño con objeto de optimizar el bienestar del ser humano y el resultado global del sistema”1.

Cada vez se buscan más medidas, medios o adaptaciones de los puestos de trabajo para eliminar o reducir los riesgos provenientes de esta especialidad. Daños o lesiones de tipo muscular tales como tendinitis, síndrome del túnel carpiano, lesiones discales, etc., han hecho darle más relevancia a los riesgos de este tipo.

Por este motivo, las empresas cada vez están más concienciadas que para evaluar las condiciones de trabajo a las que se encuentran expuestos sus trabajadores, y determinar las posibles situaciones que les puedan propiciar riesgos ergonómicos, se hace necesaria la realización de estudios ergonómicos que determinen las causas que originan estos riesgos y las medidas preventivas para combatirlos.

Los estudios ergonómicos deben ir encaminados a evaluar la carga física originada por: los sobreesfuerzos provocados por la Manipulación Manual de Cargas, las posturas forzadas o inadecuadas durante el trabajo y los movimientos repetitivos.

Se considera manipulación manual de cargas “cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de uno o varios trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores”2.

Las posturas forzadas son todas aquellas “posturas y movimientos que se realizan en las diferentes actividades laborales, que pueden generar problemas para la salud si se realizan con frecuencias altas o durante periodos prolongados de tiempo”3.

Se entiende por movimientos repetitivos a un “grupo de movimientos contínuos, mantenidos durante un trabajo que implica al mismo conjunto osteo muscular provocando en el mismo fatiga muscular, sobrecarga, dolor y por último lesión”.

Hay diversos métodos enfocados con el objetivo de evaluar los riesgos ergonómicos, todos ellos llevados a cabo mediante los análisis de los puestos de trabajo y la selección de medidas de prevención y control de los riesgos.

Los análisis de los puestos consisten en recabar toda la información necesaria mediante grabaciones, realización de check-list y demás métodos para determinar las situaciones de riesgo.

La selección de medidas de prevención y control consiste en buscar todas aquellas soluciones que permitan eliminar o disminuir los riesgos identificados en el puesto de trabajo, modificando las tareas, características del puesto o actuando sobre los equipos o máquinas utilizadas. Las medidas de prevención pueden ser las aplicadas sobre el puesto o equipo utilizado (alturas de trabajo, ubicación de mandos, etc.) o medidas de tipo organizativo (rotación de trabajadores, establecimiento de descansos, etc.).

Para la evaluación de los riesgos ergonómicos, el Grupo OTP lleva a cabo la utilización del método desarrollado por el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), centro tecnológico que estudia el comportamiento del cuerpo humano y su relación con los productos, entornos y servicios que utilizan las personas.

En conclusión, podemos determinar que para que una empresa tenga prevenidos o controlados sus riesgos, no basta con protecciones físicas en máquinas, EPI´s en los trabajadores o señalización, sino que la prevención va más allá y una de las cosas más importante es la adaptación de los puestos de trabajo, los equipos, y las tareas a las personas.

grafico ergonomia

1 IEA- Asociación Internacional de Ergonomía. Normas UNE EN-614-1:2006 UNE-EN ISO 6385:2004.

2 Real Decreto 487/1997 sobre Disposiciones Mínimas de Seguridad y Salud relativas a la Manipulación Manual de Cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores.

3 INSHT- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Foto: imelenchon