La salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son de fundamental importancia para los propios trabajadores, sus familias y también para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de la empresas y, por lo tanto para las economías de los paises.

Según los datos actuales unos dos millones de personas fallecen al año en el mundo como consecuencia de accidentes de trabajo o enfermedades relacionadas con el trabajo. Ocuparse por tanto de los costes humanos y económicos provocados por la falta de seguridad y salud en el trabajo debe ser prioritario para todos.

 

Grupo-otp-consejo-salud