imag-vigilancia

(EUROPA PRESS) –

Un 14% de los profesores que trabajan en los centros educativos públicos de Canarias padecen nódulos en las cuerdas vocales, única enfermedad profesional reconocida en el ámbito docente causada por el abuso de la voz, según el Informe Epidemiológico de la Vigilancia de la Salud correspondiente a 2013 que ha dado a conocer este lunes la Consejería de Educación.

Como medida preventiva, el pasado año se puso en marcha el curso ‘Disfonías y otras alteraciones de la voz’, que tiene por objeto formar a los docentes en el uso de la voz en su actividad diaria, iniciativa de la que se han beneficiado más de mil docentes de todas las islas.

De acuerdo con las conclusiones que se desprenden de los datos recopilados en el Informe Epidemiológico, la salud del personal que presta servicio en los centros educativos públicos no universitarios de Canarias se encuentra en niveles de normalidad.

Desde enero del año 2012 en que se iniciaron las campañas de la Vigilancia de la Salud en el ámbito de los centros educativos, se han realizado un total de 8.349 reconocimientos médicos de los que 2.704 corresponden a la campaña del año 2013.

En el informe se constata la elevada edad media del personal que se ha beneficiado de los reconocimientos médicos (en torno a 50 años) y el mayor número de mujeres respecto a hombres (un 71% mujeres frente a un 29% hombres), lo que resulta determinante para entender los resultados obtenidos y recogidos en dicho documento.

También se ha detectado un número de casos de ‘no apto’ (permanentes o temporales) muy reducido: menos de un 0,2%. Estos caso serán propuestos para cambio de puesto de trabajo, jubilación o baja, respectivamente.

Asimismo, se han encontrado un número de casos de aptos con limitaciones o de aptos en observación reducidos: menos de un 1,7%. En estos casos se establecen adaptaciones de puestos o revisiones periódicas a fin de garantizar el cuidado de la salud de este personal.

Entre el personal docente las patologías más habituales son las que afectan al sistema muscoloesquelético. No obstante, los datos son asimilables a los datos normales obtenidos en la mayoría de series de poblaciones trabajadoras con similar edad, composición según género y que se dediquen a tareas que no tengan grandes requerimientos de esfuerzo físico.

Fuente: www.europapress.es