4738457546_b425560d24

La medida, pionera en toda España, pretende que todas las viviendas de nueva construcción estén dotadas de dispositivos antiincendios.

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, va a elevar una moción al próximo Pleno municipal ordinario, previsto a finales de marzo, para que el Ayuntamiento de la ciudad solicite al Gobierno de la Comunidad de Madrid, y éste al ejecutivo de Mariano Rajoy, las modificaciones legales necesarias para establecer la obligatoriedad de la instalación de detectores de incendio en todas las viviendas de nueva construcción, así como en todos los establecimientos hoteleros, independientemente de su superficie construida, de su uso o de su categoría.

David Pérez ampliará esta petición a través de la Federación Madrileña de Municipios (FMM) de la que es presidente. El objetivo de estas iniciativas es, en palabras del alcalde de Alcorcón, “promover el uso obligatorio de un equipamiento que requiere una inversión muy baja, de tal forma que los propios constructores de viviendas o los empresarios hoteleros asuman unos costes mínimos, pues estamos hablando de elementos que, comprados de forma unitaria, están en el mercado por apenas 20 euros y que se han demostrado, hasta el día de hoy, como el sistema más eficaz para alertar de incendios e incrementar notablemente la posibilidad de salvar vidas en este tipo de sucesos, muy especialmente en las horas nocturnas”.

La propuesta de David Pérez es pionera en toda España, y a todos los niveles, y llega a raíz de la tragedia de Tordómar, en Burgos, con la muerte de seis personas por inhalación de humos, y de forma paralela a la campaña emprendida por los oficiales y jefes de bomberos de todo el Estado a través de su asociación, la APTB.

“A través de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos hemos conocido datos como que, tras el suceso de Burgos, en lo que iba de año se habían producido 35 muertes en incendios, 22 de ellas por inhalación de humos o quemaduras mientras las víctimas dormían. En el mercado existen, al alcance de cualquier ciudadano, numerosas marcas y modelos de detectores de humos, que son obligatorios en países como Estados Unidos o Inglaterra, donde su implantación llega prácticamente al 100 por 100 de los hogares. Entre los objetivos básicos de cualquier Administración pública debe estar la protección de la vida de sus ciudadanos, y si tenemos las herramientas para hacerlo, debemos aplicarlas de inmediato, haciendo uso de la Ley si es preciso”, manifestó el alcalde de Alcorcón.

Imagen: Flickr