trewgrip

Tras manifestar que según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo se notifican entre 1 y 5 por ciento de las enfermedades profesionales, debido a que únicamente se toman en cuenta las que ocasionan incapacidad, el ingeniero José Gabriel Valdez Valdez jefe de la oficina de Seguridad e Higiene del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada, dijo que la tendinitis es el padecimiento de mayor prevalencia entre las mujeres.

Explicó que se trata debido a los cambios hormonales su presencia es mayor en el género femenino y es una inflamación un tendón, que es la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso, provocando un fuerte dolor en las extremidades superiores.

La función de los músculos es mover las articulaciones -dijo- pero cuando se inflaman debido a una tensión extrema, ocasionan molestias severas que únicamente ceden con reposo y en algunas ocasiones con inyecciones de corticoides o colocación de férula.

Señaló que las causas se deben a los movimientos repetitivos generados por el trabajo, factores genéticos y orgánicos; también pueden incidir en el desarrollo o en la eclosión de dichas dolencias.

En cuanto a los síntomas, señaló que normalmente se presentan fuertes dolores en el antebrazo provocados por la inflamación de los tendones y de las vainas que los rodean, la molestia se acentúa por las noches y empeora con el movimiento o la actividad repetitiva durante toda la jornada laboral, destacó Valdez Valdez.

Asimismo dijo que el tratamiento indicado es reposo e inmovilización de la zona afectada empleando una férula o un dispositivo ortopédico removible, la aplicación de calor o frío en el área afectada también puede ayudar; si la lesión se hace crónica, resulta plausible la cirugía.

Indicó que las situaciones que favorecen a este tipo de problemas es el uso frecuente e inadecuado de herramientas manuales, la torsión de muñeca o el apretar con el pulgar botones muy duros durante la jornada laboral, en ocasiones se ha considerado la tendinitis de muñeca como enfermedad propia de los trabajadores que realizan tareas de oficina en posiciones ergonómicas inadecuadas.

Por ello, recomienda cambios de hábitos de trabajo para prevenir la reaparición del problema, evitar movimientos repetitivos, sobrecargas en brazos y hacer ejercicios de calentamiento a ritmo relajado antes de participar en una actividad.

Fuente: Elizabeth Vargas www.ensenada.net

 imag-ergonomia