Napo nos enseña la importancia de protegerse las manos en el trabajo, sobre todo en la manipulación de productos químicos.