La sociedad demanda cada vez más un cambio del modelo de movilidad, requiriendo alternativas al uso abusivo del vehículo privado motorizado. Teniendo en cuenta que la movilidad realizada por motivos laborales, el ir y venir del lugar de trabajo, es uno de los principales motivos por el que nos desplazamos, y que es en este tipo de viajes cuando más se utiliza el coche con un nivel de ocupación bajo, lo que provoca un elevado consumo de energía y emisiones de CO2, es evidente que uno de los objetivos prioritarios para alcanzar el cambio de modelo debe ser promover la movilidad sostenible, segura y equitativa en los desplazamientos para acudir al trabajo.

Para conseguir este objetivo es necesario contar con herramientas que ilustren y faciliten esta transición hacia este nuevo modelo de movilidad y, por ello, la idoneidad de editar esta Guía de buenas prácticas, en la cual se incluyen experiencias reales y exitosas que han cambiado la manera cotidiana de desplazamientos al trabajo de miles de trabajadores y trabajadoras de nuestro país y de países de nuestro entorno más inmediato.

Esta guía trata de presentar experiencias que puedan servir de ejemplo de cómo intervenir, a través de la acción sindical, dentro de las empresas y en el entorno donde éstas se localizan (polígono industrial, parque de actividades, etc.) para alcanzar la meta que nos hemos propuesto de romper con la hegemonía del coche para llegar al puesto de trabajo. En definitiva provocar la irrupción de un nuevo modelo de movilidad donde
los modos social, ambiental y económicamente sostenibles se impongan y los trabajadores y trabajadoras sean agentes activos necesarios para impulsar este cambio que tantos beneficios les va a reportar a ellos a las empresas y al país en su conjunto.

Descarga la guía:

guia-movilidad