slide_urban

La tecnología V2V podría disminuir accidentes hasta en un 80%

El Departamento de Transporte de los EE.UU apuesta fuerte por la mejora de la seguridad y la movilidad en las carreteras a través de la tecnología inalámbrica, los vehículos conectados van desde automóviles hasta camiones y autobuses a los trenes. Estos dispositivos podrían un día ser capaces de comunicar información importante sobre la seguridad y la movilidad entre sí.

Esto sin duda que ayudaría a salvar vidas, prevenir lesiones, aliviar la congestión del tráfico y mejorar el medio ambiente.

COMO FUNCIONA

El Departamento de Transporte de los EE.UU. está colaborando con algunos de los mayores fabricantes de automóviles del mundo para investigar cómo la tecnología inalámbrica puede permitir que los vehículos se comuniquen entre sí y con la infraestructura que les rodea.

La idea es que algún día los conductores reciban alertas en tiempo real sobre las condiciones de las carreteras peligrosas, colisiones inminentes o curvas peligrosas. Estos “vehículos conectados” podrían también “hablar” a las señales de tráfico, zonas de trabajo, cabinas de peaje, zonas escolares y otros tipos de infraestructuras.

Estos sistemas se basan en la tecnología Dedicated Short Range Comunications (DSRC) similar a Wi-Fi, que, según parece será rápida, segura y poco vulnerable a las interferencias.

MEJORAR LA SEGURIDAD

Los análisis realizados por el Departamento de Administración Nacional de Seguridad Vial de Transporte de los EE.UU. muestran que esta  tecnología podría evitar aproximadamente el 80 por ciento de los accidentes que involucran a conductores. 

MEJORAR LA MOVILIDAD

De acuerdo con el Instituto de Transporte de Texas, los conductores estadounidenses gastaron 4.8 mil millones horas en atascos en 2010. Esta tecnología podría permitir a los conductores y operadores de sistemas de transporte para tomar decisiones inteligentes para mejorar la movilidad.