Zemanta Related Posts Thumbnail

El Sistema de Información Sanitaria y Vigilancia Epidemiológica Laboral de la conselleria de Sanidad (Sisvel) ha detectado 3.032 sospechas de casos enfermedades de origen profesional durante el 2013.

En concreto, el pasado año este sistema recibió 2013, SISVEL recibió una media de 252 comunicaciones al mes y un incremento de más del 130 por ciento respecto a los 1.318 sospechas comunicadas en 2012.

Según ha explicado en un comunicado el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, este sistema permite “mejorar el conocimiento de los problemas de salud relacionados con el trabajo y con la exposición a riesgos de la población trabajadora”, así como “la detección precoz de posibles enfermedades de origen laboral atendidas en el sistema sanitario”.

En este período se derivaron a las mutuas 1.665 casos, un 135 por ciento más que los casos derivados en 2012 (708 casos), y de ellos, 435 casos ya han sido confirmados como contingencias de tipo profesional por las mutuas, lo que a su vez supone un incremento del 95 por ciento respecto a los casos confirmados en 2012 (223 casos).

Se estima que el coste económico de la actividad sanitaria de todas las sospechas de enfermedad profesional derivadas a las mutuas a través del Sisvel durante el año 2013 podría ascender a alrededor de 4.45 millones de euros, que ha supuesto un ahorro para la Conselleria de Sanidad.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES

Las enfermedades osteomusculares siguen copando el mayor número de casos comunicados y derivados a las mutuas. Destaca, en primer lugar, con el 40 por ciento de los casos derivados, el síndrome del túnel carpiano, cuyo coste sanitario anual puede llegar a suponer en torno a 2.500 euros al año (668 casos derivados), seguidos de la tendinitis de codo (con 408 casos, el 24,50%), el síndrome vaina músculos rotadores del brazo (con 279 casos, el 16,75%) y otras tendinitis bursitis (134 caos, el 8,04%).

Por su parte, las enfermedades respiratorias (asbestosis, asma y alveolitis alérgica extrínseca) suponen alrededor del 3% de los casos derivados a las mutuas (48 casos), mientras que las dermatitis suponen el 1.20% (20 casos) y el resto de casos derivados (91 casos) pertenece a otras enfermedades.

Estos resultados son provisionales, dado que aún falta conocer el resultado de 130 casos en estudio por las Unidades de Salud Laboral y de 359 de los casos derivados a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional (MATEPSS), por lo que los porcentajes de aumento todavía pueden ser mayores.

Para Llombart, “todo esto demuestra que el Sisvel es un sistema eficaz para la detección de las enfermedades profesionales y que contribuirá a mejorar la prevención del daño laboral y a disminuir el coste sanitario que estas enfermedades representan para el sistema público valenciano”.

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

Este sistema comenzó a funcionar como experiencia piloto en 2010 (en un centro de atención primaria por departamento) y en 2011 se extendió a todos los centros de primaria, disponible para 3.000 facultativos, con una lista reducida de 35 enfermedades.

Así, permite a los médicos de familia –desde la historia clínica informatizada– y a los 500 médicos de los servicios de prevención de riesgos laborales de las empresas de la Comunitat comunicar las posibles enfermedades profesionales a través de la Dirección General de Salud Pública a las mutuas.

Si el facultativo considera o sospecha que existe una relación causal entre el cuadro clínico y la historia laboral del paciente, cualquiera de ellos puede comunicar cualquier enfermedad con diagnóstico clínico confirmado de las incluidas en el Real Decreto 1299/2006 de enfermedades profesionales. Con Sisvel, esa información pasará a través de Salud Laboral de Sanidad para su estudio y la puesta en marcha de las actuaciones preventivas adecuadas.

(EuropaPress)