Fuente:  neoporcupine

El Govern prevé reducir un 50% los muertos en carretera y un 40% los heridos graves

(EUROPA PRESS)

 El Consell Executiu ha aprobado este martes el Plan estratégico de seguridad vial 2014-2020 que quiere reducir a la mitad la cifra de muertos en una década y un 40% los heridos graves, con lo que prevén que no se supere el umbral de los 123 muertos, según ha detallado el conseller de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler.

En rueda de prensa tras la reunión del Consell Executiu, Espadaler ha afirmado: “De la misma manera que nos estremecen los 622 muertos del año 2000, vistos en 2014, querríamos que el 2020 nos estremezcan los 168 muertos de 2013”.

El plan prevé para 2020 reducir un 60% el número de niños muertos en accidentes, un 20% la cifra de motoristas muertos y heridos graves, un 30% las muertes por atropello, un 10% las muertes de ancianos y promover el uso de la bicicleta sin que aumente la siniestralidad.

Ha destacado que este plan recoge “objetivos claros y ambiciosos”, y ha destacado que Catalunya está en el octavo puesto del ranking europeo respecto al indicador de número de muertos por millón de habitantes –que se sitúa en 51 cuando la media europea es 62–.

Ha asegurado que desde su departamento no se quieren “conformar con los que son los mejores datos desde que la Generalitat tienen competencias” y que el objetivo es también reducir un 60% la mortalidad infantil y un 20% los motoristas, donde hay una siniestralidad preocupante porque uno de cada 4 muertos era un motorista en 2013.

Ha asegurado de que hay un “terreno a recorrer” en la reducción de heridos graves, ya que la mejora en los últimos años no ha sido tan destacada como la de víctimas mortales.

OTROS OBJETIVOS

Desde el Govern quieren reducir un 20% los muertos y heridos graves en accidentes de tráfico durante la jornada laboral, mientras se trabaja y en los trayectos para acudir al trabajo, por lo que se prevé crear un grupo específico de trabajo y promoviendo planes de seguridad vial laboral en las empresas.

Los objetivos estratégicos –que se desplegarán mediante 51 proyectos– son: proteger a los usuarios; controlar las conductas de riesgo, con especial atención a los colectivos más vulnerables; impulsar un espacio continuo de seguridad vial; e involucrar y coordinar entidades públicas y privadas en la movilidad segura, según el documento.

También tiene como objetivo disponer de estructuras, instrumentos y mecanismos de gestión de acuerdo con la normativa ISO 39001 de seguridad vial, que recomienda Naciones Unidas; facilitar el aprendizaje de la movilidad segura a lo largo del ciclo vital, e impulsar la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) en la seguridad vial.

El plan quiere mejorar la educación, formación y concienciación; impulsar la innovación y la tecnología; promover la colaboración interdepartamental –con las consellerias de Empresa y Empleo, Salud, Territorio y Sostenibilidad, Gobernación, Agricultura, Enseñanza y Justicia– y la mejora de la seguridad entre los usuarios más vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas).

Concretamente, quiere reducir el número de positivos en los controles de alcoholemia, pese a una tendencia favorable en los últimos años, y también de drogas y psicofármacos, que no han tenido un comportamiento tan positivo.

Además, se creará el Observatorio de la Seguridad Vial, que servirá para posicionar al Servei Català de Trànsit (SCT) como organismo de referencia en el exterior y se potenciarán los planes locales de seguridad vial para toda la población de Catalunya; desde 2006 se han firmado 156 planes.

Imagen:  neoporcupine