manzana-verde

España va a solicitar al Parlamento Europeo incorporar en los planes educativos conocimientos de alimentación, nutrición, gastronomía y ejercicio físico con el objetivo de disminuir los actuales índices de obesidad.

Esta petición se ha plasmado en el ‘Proyecto de Informe sobre el patrimonio gastronómico Europeo: aspectos culturales y educativos’, realizado por la Real Academia de Gastronomía y la Fundación Española de Nutrición y que ha contado con el apoyo del vicepresidente del Grupo Popular Europeo, Jaime Mayor Oreja.

La iniciativa parte del hecho de que la gastronomía es una de las manifestaciones culturales “más importantes” del ser humano y un elemento “esencial” de la identidad y patrimonio cultural europeo; de que es un factor de riqueza y un “importante reclamo” para el turismo; y de que el estado de salud y el bienestar de la población están muy condicionados por el tipo de alimentación y la adquisición, desde la infancia, de hábitos alimenticios saludables.

Por este motivo, según ha informado el eurodiputado y miembro de la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Europeo, Santiago Fisas, el texto solicita a los Estados miembros de la Unión Europea la inclusión en los planes de estudios de conocimientos sobre alimentación y salud nutricional, a la vez de formación en cultura y experiencia gastronómica; y la formulación de políticas encaminadas a mejorar la industria gastronómica y garantizar el mantenimiento de la diversidad y singularidad de los productos artesanales, locales, regionales y nacionales.

“Hay que promover también entre los más pequeños la realización de actividad física y mostrarles que el placer que produce la comida es bueno para la salud siempre y cuando se haga a través de alimentos saludables. En esta formación son necesarios los padres pero, más aún, las escuelas”, ha apostillado Fisas.

ENSEÑAR A COMER “MENOS” Y HACER EJERCICIO

Estas declaraciones han sido corroboradas por el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III y director de la unidad de cardiología del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, Valentín Fuster, quien ha recordado que, más allá de los conocimientos sobre nutrición, es necesario concienciar a la sociedad de que lo “importante” es comer menos y realizar ejercicio físico a diario.

Y es que, tal y como ha recordado el cardiólogo, el mundo se está enfrentando actualmente a la “epidemia” de las enfermedades cardiovasculares las cuales principalmente se producen por “seis factores de riesgo”: la elevada hipertensión arterial, la obesidad, diabetes, tabaquismo, el elevado colesterol y el sedentarismo. Unos factores que, según ha aseverado, el 95 por ciento de la población mundial padece alguno de ellos y el 80 por ciento dos.

Por este motivo, el experto ha destacado la necesidad de que se eduque a los más pequeños en estos hábitos ya que ha reconocido que cambiar las costumbres alimenticias de las personas mayores es una tarea “más complicada”. “El problema de esta epidemia es que la gente no se cree que sea vulnerable y, debido a ello, es necesario que se formen a los niños de entre 3 y 6 años en estilos de vida saludables para que sean adultos sanos en el futuro”, ha apostillado.

“NO HAY SISTEMA SANITARIO QUE SOPORTE MÁS OBESIDAD”

De este modo se ha pronunciado también el presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, quien ha avisado de que “no hay sistema sanitario” que soporte “más obesidad” y “más enfermedades” derivadas de una mala alimentación y ha lamentado que, actualmente, se esté perdiendo la cultura de la “mesa” y los niños coman mirando la televisión o delante del ordenador.

“Hay que recurrir a todo el entorno familiar y educativo para que se conciencien sobre la importancia que tiene saber comer y sobre el hecho de que una de las cosas que más influyen en la calidad de vida es la alimentación”, ha recalcado Ansón.

Por su parte, el dos veces campeón del Mundo de Rallyes y campeón del Rallye Dakar 2010, Carlos Saínz, ha comentado que los logros que ha obtenido en el deporte han sido posible gracias a que desde pequeño ha evitado el sedentarismo y ha intentado llevar a cabo una alimentación saludable. “Hay que comer sano, lo justo, y moverse”, ha apostillado.

Finalmente, el presidente de la Fundación Española de la Nutrición, Gregorio Varela, y Mayor Oreja han destacado la importancia que tiene el proyecto y han pronosticado que serán bien recibido por los Estados miembros.

Fuente: Telecinco.es