ASE102-Manaus-Brazil-10-12-201_54396198543_54115221154_600_396

Un trabajador murió el pasado 14 de diciembre al caer desde una altura de 35 metros durante la instalación de los reflectores del techo del estadio Arena de la Amazonía, de Manaos, una de las doce sedes del Mundial de Fútbol Brasil 2014, según informó la empresa constructora del escenario.

“Reiteramos el compromiso asumido con la seguridad de todos los trabajadores. Las medidas legales están siendo tomadas en conjunto con los órganos competentes. Lamentamos profundamente el accidente ocurrido y estamos prestando total asistencia a la familia del operario”, señaló en un comunicado la empresa Andrade Gutiérrez.

La constructora indicó también que “en respeto a la memoria del obrero, los trabajos de este sábado fueron interrumpidos”.

Según el relato de otros trabajadores, el trabajador cayó cuando estaba sobre una silla utilizada para la colocación de los reflectores.

El obrero llegó todavía con vida al puesto de urgencias del Hospital 28 de Agosto, de la capital del norteño estado de Amazonas, donde murió minutos después.

La Unidad Gestora del Proyecto Copa (UGP) indicó que las obras serán reanudadas el próximo lunes.

El accidente fue el segundo con una víctima fatal en las obras del mismo escenario.

En mayo pasado, otro trabajador murió en un accidente similar cuando se desequilibró y cayó de una altura de cinco metros al intentar pasar directamente de una columna en construcción para el andamio.

Cinco fallecidos durante las obras

Con esta muerte se elevan a cinco el número de personas fallecidas durante las obras de construcción y remodelación de los estadios mundialistas en Brasil.

El último 27 de noviembre, dos personas murieron en el estadio Arena Corinthians, de Sao Paulo, sede de varios partidos, entre ellos el de apertura ente Brasil y Croacia el 12 de junio, cuando una grúa intentaba poner la última pieza metálica de la cobertura del escenario y la estructura cayó sobre las gradas y operarios.

En junio de 2012, en el estadio Nacional de Brasilia, un operario de 21 años murió al caer de una altura de 30 metros.

El pasado 15 de abril, otro obrero falleció al caer unas vigas en las obras del estadio Palestra Italia, también en la ciudad de Sao Paulo, pero que no será sede del Mundial.

Fuente: mundo deportivo

Foto:MARCUS BRANDT – EFE