Zemanta Related Posts Thumbnail

La Junta de Andalucía ha puesto en marcha un plan de choque centrado en la industria manufacturera del cuarzo, con el fin de reforzar la prevención de la silicosis.

Hace un año publicamos la noticia que CCOO presentaba un estudio en el que advertía que más de 700 trabajadores andaluces (el 15% de los 5.000 empleados de la industria del mármol y la madera) habian contraído silicosis derivada de la inhalación de polvo de sílice durante varios años.

 

El delegado territorial de Economía de la Junta en Córdoba, José Ignacio Expósito, en la inauguración de unas jornadas sobre el manejo de materiales con cuarzo el pasado 4 de diembre,  comentó que se trata de un “ambicioso plan de choque que da respuesta a la necesidad de promover medios de prevención y control eficaces frente a la silicosis en el sector de la piedra natural, debido al repunte que se ha producido en esta enfermedad profesional en los últimos años”. Expósito  explicó que esta acción especial, que se llevará a cabo en toda Andalucía, se ha anunciado previamente a las empresas que van a ser visitadas y a los servicios de prevención ajenos, con objeto de que conozcan los objetivos que persigue el Plan.

Las visitas serán realizadas por técnicos habilitados de los Centros de Prevención de Riesgos Laborales en cada provincia, para conseguir que todo trabajo de mecanización de materiales con cuarzo (pizarra, granito y aglomerados de cuarzo, como el silestone) se haga con medidas técnicas de control de polvo en el foco de la generación. Comprobarán, además, que estas medidas sean eficientes a través de mediciones que tendrán que hacer las empresas, y durante todo ese proceso de comprobación los trabajadores tendrán que utilizar equipos adecuados de protección individual respiratoria.

Por otra parte, la Dirección General de Seguridad y Salud Laboral está desarrollando un proyecto de validación de soluciones técnicas de control de la exposición a polvo en esta industria, a fin de que en un futuro cercano sea posible la concreción de buenas prácticas preventivas que garanticen resultados satisfactorios sin necesidad de mediciones posteriores.

Fuente: La informacion