retirada-amianto

Un estudio asegura que en España seguirá habiendo muertes por la exposición al amianto al menos hasta el año 2040, fundamentalmente a causa de mesoteliomas pleurales y carcinomas de pulmón.

El trabajo, en el que ha participado Alfredo Menéndez Navarro, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada, ha sido realizado también por investigadores del Instituto de Salud Carlos III, el Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública y el Ministerio de Sanidad, ha informado hoy la institución académica granadina.

El amianto es un agente cancerígeno presente en miles de edificios, tuberías y tejados, dado que fue muy empleado en la construcción en España entre las décadas de los sesenta y noventa del siglo pasado.

Más de dos millones de toneladas de este material se importaron en España entre 1906 y 2002, año a partir del cual su comercialización y uso se prohibió.

Pero aún hoy, explican los investigadores, cientos de personas mueren cada año en el país por tumores de mesotelio provocados por las exposiciones ocupacionales a este material en el pasado.

Los autores del artículo, que ha sido publicado en la revista “BMC Cancer”, destacan que las muertes por cáncer pleural (el 73 % de las cuales son mesoteliomas causados por el amianto) no dejaron de aumentar en el período que analizado (1975-2010), pasando de 491 en 1976-1980 a 1.249 entre 2006 y 2010.

Los científicos prevén que entre los años 2016 y 2020 fallezcan un total de 1.319 personas debido a este tipo de cáncer, lo que supone 264 muertes al año.

De este trabajo se desprende, además, que entre 1975 y 2010 murieron en España 6.037 personas debido a un cáncer pleural, de los que el 66 % eran hombres y el 34 % mujeres.

 El amianto, también conocido como asbestos, es un conjunto de materiales fibrosos, con cualidades ignífugas y muy económico.

Estas características hicieron que entre los años sesenta y noventa se empleara en una gran variedad de productos manufacturados, principalmente en materiales de construcción y productos de aislamiento.

El catedrático de la Universidad de Granada dirige el proyecto de investigación “Los riesgos del amianto en España (1960-2002)”, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y cuyo objetivo es el análisis histórico del surgimiento de los problemas de salud causados por la exposición laboral y ambiental al amianto en España y su evolución entre 1960, período en el que se intensificó el consumo, y 2002, cuando se prohibió.