Los resbalones y tropiezos son uno de los riesgos más comunes en lugares de trabajo que cada año causan decenas de miles de accidentes.

La mayoría de los resbalones se producen en suelos húmedos o sucios y los tropiezos, en su mayoría, se deben a la falta de orden y limpieza. Las soluciones son, generalmente, sencillas y económicas. Partiendo de una adecuada evaluación de riesgos se identifican las medidas preventivas necesarias que incluyen: la prevención de derrames, la gestión de vertidos, el empleo de calzado adecuado, el diseño de lugares de trabajo, el mantenimiento, la colocación de suelos antideslizantes, buena limpieza y adecuada supervisión.

Esta película, recomendada para trabajadores de cualquier sector y nivel, tiene como objetivo promover las buenas prácticas incidiendo en que los accidentes por resbalones y tropiezos no son “cosa de risa”.

[yt video=”fBEyi4XeBrc” width=”560″ height=”340″ /]

Fuente: Napofilms