España es uno de los países de Europa en los que las tasas de infecciones hospitalarias son más altas y se administran más antibióticos a los pacientes hospitalizados

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) alertó hace unos días del “uso abusivo” de los antibióticos y de que España es, junto con otros países del sur de Europa, uno de los que más fármacos de este tipo consume por habitante y que mayores problemas de resistencia a ellos presenta.

De ahí que el ECDC recomiende en su estudio, además de aumentar la vigilancia de las infecciones a nivel local, nacional y europeo, y sensibilizar a los profesionales sanitarios, incidir en la necesidad de luchar contra el desarrollo de la resistencia a los antibióticos. “Muchas podrían evitarse con prevención y programas de control y vigilancia. Estos programas, así como el uso prudente de los antibióticos, ayudará a todos los actores involucrados a proteger a los pacientes de los hospitales europeos”, señaló Sprenger.

La prevalencia de las infecciones nosocomiales es mucho mayor en las unidades de cuidados intensivos, donde cerca de un 20% de los ingresados presenta al menos una, según la encuesta europea. “Las infecciones en pacientes que están en una UCI, que están graves, son difícilmente prevenibles”, explica Vaqué. “Una persona sana las supera, pero cuando hay debilidad y falta de inmunidad es complicado evitarlas”, añade. España es el único país europeo que hace este tipo de encuestas desde 1990.

Según el último Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España (Epine), de 2012, la prevalencia es mayor en los hospitales grandes, de más de 500 camas. El Epine mide el porcentaje de pacientes con infección —Europa las infecciones entre el total de pacientes—, que en 2012 ha sido el más bajo de la historia: 5,61%. Este porcentaje refleja solo las adquiridas durante la hospitalización. Hay que sumarle el 2% de los pacientes que llegan con ellas al ingresar. “Los resultados muestran un incremento de estas infecciones al ingreso, de las que cerca de la mitad fueron de localización quirúrgica”, explica Vaqué, que añade: “La dinámica hospitalaria actual exige dar el alta muy rápido. Las infecciones se descubren en casa y los pacientes vuelven al hospital. Y vemos que este tipo de infecciones no desciende”.

De un total de 15.000 infecciones recogidas por la encuesta europea, las más comunes fueron las de las vías respiratorias (neumonía, el 19,4%; las vías respiratorias inferiores, 4,1%), las quirúrgicas (19,6%), las del tracto urinario (19,0%), del torrente sanguíneo (10,7%) y las infecciones gastrointestinales (7,7%).

1372965212_900037_1372965495_noticia_normal

Fuente: elpais