Turistas-se-fotografian-con-un_54335979973_51351706917_600_226

Se han establecido tres niveles de riesgo en función de los informes epidemiológicos

Según ha informado el Gobierno regional de Madrid en un comunicado, este plan se mantendrá operativo hasta el próximo 15 de septiembre. Su objetivo es informar a los ciudadanos para que adopten las medidas de precaución necesarias para evitar los efectos dañinos del calor. El presupuesto destinado es inferior a los 7.500 euros, “destinado al soporte informático y al envío de los SMS”, según ha declarado la directora general de Ordenación e Inspección, Paloma Martín.

Por primera vez en sus nueve ediciones, el plan incorpora la posibilidad de recibir por mensajes de texto la información de las alertas de calor. A este servicio, que es gratuito para el ciudadano, se puede acceder mediante la suscripción en www.madrid.org/calorysalud. De igual forma, se puede realizar una suscripción para que la información se mande a través de correo electrónico.

Por otra parte, la consejería de Sanidad incluye en su página web, de lunes a viernes, un boletín de temperaturas donde se informa del nivel de riesgo por altas temperaturas y se indica la predicción para los cinco días siguientes.

Además, la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha una campaña informativa a través de la difusión de 3.000 carteles y 50.000 folletos con consejos para afrontar las altas temperaturas, y que se distribuirán en los centros de salud y residencias de ancianos.

Desarrollo del plan

El plan de prevención se dirige a la población más vulnerable a los efectos del calor, que son los ancianos y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias. En este grupo se incluye a los mayores de 80 años, ancianos que viven solos, con escaso apoyo socio-familiar, enfermos o con situación socio-económica desfavorecida. También está orientado a la protección de los menores.

La sección de vigilancia de riesgos ambientales del Área de Vigilancia de Riesgos Ambientales en Salud, perteneciente a la dirección general de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad, es la unidad responsable de determinar los niveles de normalidad o alerta por calor extremo y de la difusión de la información al ciudadano. A la vez, la dirección general de Atención Primaria se encarga de notificar los casos de alerta socio-sanitaria.

En función de los informes epidemiológicos, se han establecido tres niveles de riesgo, que son la clave para determinar el nivel de intervención. El nivel 0, que no requiere ninguna intervención especial; el nivel 1, cuando en los siguientes 5 días la temperatura supere los 36,5 ºC; y el nivel 2, que prevé para dentro de los próximos cinco días temperaturas superiores a 38,5 ºC o cuatro días consecutivos con valores superiores a los 36,5 ºC. 

Leer más: http://www.lavanguardia.com

Foto: Salas | Efe