trafico

El sistema quiere implantarse en 2015 y se calcula que podría salvar hasta dos mil quinientas vidas al año

A fin de contribuir a atenuar las consecuencias de los accidentes de carretera graves en toda la UE, la Comisión Europea ha adoptado hoy dos propuestas para garantizar que, en octubre de 2015 a más tardar, los vehículos realicen llamadas automáticas a los servicios de emergencia en caso de accidente grave. El sistema «eCall» marca automáticamente el número 112, el número único de emergencia europeo, cuando tiene lugar un accidente grave. De este modo, transmite a los servicios de emergencia la localización del vehículo, incluso cuando el conductor está inconsciente o incapacitado para realizar una llamada telefónica.

Ventajas de eCall

Los datos recibidos a través del sistema eCall permitirán a los servicios de emergencia prestar asistencia en un plazo más breve a los conductores y pasajeros de un vehículo, ayudándoles así a salvar la vida y a tratar las heridas rápidamente. Las estimaciones sugieren que eCall podría acelerar el tiempo de respuesta a las emergencias en un 40 % aproximadamente en las zonas urbanas y en un 50 % en las zonas rurales, y salvar así hasta dos mil quinientas vidas al año.

Cómo funciona eCall

eCall se activa automáticamente en el momento en que los sensores integrados en el vehículo detectan un accidente grave. Una vez activado, el sistema marca el número de emergencia europeo 112, establece contacto telefónico con el centro de respuesta a las llamadas de emergencia correspondiente y envía los datos del accidente a los servicios de rescate, incluida la hora del accidente, la posición precisa del vehículo accidentado y el sentido de circulación (muy importante en autopistas y túneles). La llamada eCall también puede activarse manualmente pulsando un botón en el vehículo; por ejemplo, puede pulsarlo un testigo de un accidente grave.