Ligeros, apilables, más ergonómicos, versatiles, adaptables a escolares de distintas alturas, hechos con materiales respuetuosos con el medioambiente y con una estética totalmente renovada.

Así son las características de los tres conjuntos de pupitre y silla ganadores del concurso de ideas Fomento de la cultura del diseño, organizado por Surgenia/Centro Tecnológico Andaluz de Diseño, con el objetivo de diseñar mobiliario escolar basándose en las demandas y los deseos de sus usuarios: los niños.

En el concurso han participado 19 proyectos de estudiantes de diseño industrial y desarrollo de producto del Centro Universitario de Mérida que han plasmado las necesidades de 50 alumnos del CEIP Condesa de las Quemadas de Córdoba, quienes reclaman un mobiliario más cómodo, ergonómico y sostenible. Este proyecto ha contado además con la colaboración de la Asociación Andaluza de Ergonomía, que ha elaborado recomendaciones para que pupitre y silla estén en línea con las normas de salud postural.

El jurado del concurso, en el que han participado representantes de la Asociación Andaluza de Diseñadores, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Sevilla, la Editorial Gustavo Gili, la Asociación Andaluza de Ergonomía, el CEIP Condesa de las Quemadas y Surgenia, ha seleccionado tres proyectos que han destacado por su originalidad, innovación, ergonomía y viabilidad técnica.

Este es el proyecto ganador, diseñado por  Enrique Fernández Fernández y Carlos Sánchez-Cortés García.  ¿Qué os parece?

pupitre ergonómico