La medida de emplear casco de protección se ha comenzado a implantar a los trabajadores de recogida de basuras de Madrid, pertenecientes a la empresa FCC, tras una sentencia dictaminada por un juzgado de Albacete después de un grave accidente ocurrido a un empleado.

Casco de protección para recogida de basuras

La empresa FCC ha comenzado a entregar y hacer uso de un nuevo Equipo de Protección Individual a los trabajadores del servicio de recogida de basuras de la Comunidad de Madrid: el casco de protección, y en concreto, de un casco de protección de ciclista.

Esta medida viene derivada y a consecuencia de la sentencia dictada por un juzgado de Albacete después de un grave accidente de trabajado sufrido por un empleado, el cual cayó del estribo del camión golpeándose la cabeza con el asfalto y provocándole una incapacidad permanente.

De dicho accidente, y tras la pertinente sanción propuesta y ratificada por la Inspección de Trabajo, la empresa optó por proteger a los trabajadores con el empleo de cascos de protección, eligiendo el de ciclista al considerarlo “ergonómico al tener en cuenta las características anatómicas y fisiológicas de los trabajadores, no dificultando la capacidad visual y auditiva del mismo y permitiendo los ajustes precisos al portador”.

Pese a las críticas sindicales sufridas (especialmente de CCOO), la empresa afirma que ha “tenido una buena aceptación y que se ha decidido su obligatoriedad tras varias reuniones con el Comité de Seguridad y Salud”, y explicó que “no se consideraba problema alguno el que un producto destinado, en principio, a una actividad deportiva, sea utilizado para el desarrollo de una actividad laboral, siempre y cuando se justifique que no hay casco específico y lo que se quiere utilizar minimiza el riesgo a cubrir”.

Ahora la duda surge en la legalidad o no de dichos cascos de ciclistas como elementos de protección (equipos de protección individual), ya que hay que recordar que en el RD773/1997, se excluye al Material de Deporte de la definición de EPI.

Fuente: elmundo.es