El consumo de productos de tabaco está aumentando a nivel mundial, aunque está disminuyendo en algunos países de ingresos altos y de ingresos medios-altos.

Una de las principales causas de mortalidad, morbilidad y pobreza

El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar nunca el mundo. Mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales más de 5 millones lo consumen o lo han consumido, y más de 600 000 son personas no fumadoras expuestas al humo ambiental. Cada seis segundos aproximadamente muere una persona a causa del tabaco, lo que representa una de cada 10 defunciones de adultos. Hasta la mitad de los actuales consumidores de tabaco acabarán falleciendo por una enfermedad relacionada con el tabaco. Esa cifra podría elevarse a más de ocho millones en 2030 a menos que se tomen medidas urgentes para controlar la epidemia de tabaquismo.

La vigilancia como factor clave

Una vigilancia eficaz permite determinar las dimensiones y la naturaleza de la epidemia de tabaquismo y la mejor manera de adaptar las políticas. Hay 59 países, casi la mitad de la población mundial, que han reforzado sus sistemas de vigilancia para que incluyan datos recientes o representativos sobre ambos, adultos y jóvenes, de modo que cada cinco años como mínimo se reúnan datos de ese tipo. Así y todo, más de cien países carecen de esos o de cualquier otro dato.

Los consumidores de tabaco necesitan ayuda para dejarlo

Diversos estudios muestran que son pocas las personas que comprenden los riesgos específicos para la salud que entraña el consumo de tabaco. Por ejemplo, un estudio realizado en China en 2009 reveló que solo un 37% de los fumadores sabía que el tabaco es causa de cardiopatía coronaria, y solo un 17% sabía que causa accidentes cerebrovasculares.

Entre los fumadores que son conscientes de los peligros del tabaco, la mayoría desean dejarlo. El asesoramiento y la medicación pueden duplicar con creces la probabilidad de abandonar el tabaco entre quienes intentan hacerlo.

  • Solo 19 países, que representan el 6% de la población mundial, han logrado aplicar el máximo nivel de prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco.
  • En el 28% de los países de ingresos bajos y el 7% de los de ingresos medios no se ofrece asistencia alguna para abandonar el tabaco.

En el día mundial sin tabaco la OMS lanza la campaña “Liberarse del tabaco” dedicada a resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover políticas eficaces para reducir ese consumo. El tema del Día Mundial Sin Tabaco 2013 es la prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco. La epidemia mundial de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno.

[yt video=”BmOdf2wv6kQ” width=”560″ height=”340″ /]