La jornada también ha contado con la presencia de emprendedores, representantes de las organizaciones sindicales y concejales de la comarca.

El objetivo de este encuentro ha sido tal y como ha indicado la Gerente del ACCO, Inma Garrido durante su inauguración “transformar, desde la psicología positiva nuestras Organizaciones aplicando las fortalezas personales y las emociones positivas para alcanzar un nivel superior de desarrollo personal y mejorar la competitividad y productividad de nuestras empresas”.
Esta jornada formativa fue impartida por Carmen Soler, Gerente Grupo OTP- Estudis i Prevenció, Presidenta de la Asociación de Ergonomía y Psicosociología de la Comunidad Valenciana, y miembro de la Red Internacional de Empresarias Positivas.
Durante su conferencia, analizo los aspectos de la reforma laboral que pueden incidir en la prevención de riesgos laborales.
“El riesgo psicosocial y crisis económica se nos presenta como conceptos íntimamente ligados. En un contexto de crisis económica generalizada, factores como el exceso de trabajo, la ausencia de estabilidad en el empleo, las reestructuraciones traumáticas, las regulaciones de empleo, los cambios en la organización o la escasez de recursos humanos o materiales para el desempeño de las tareas encomendadas, constituyen factores de riesgo que pueden generar riesgos psicosociales, como el estrés o el burn out, riesgos que en última instancia  el empresario está obligado a prevenir”.
La ponencia se ha centrado también en analizar el marco jurídico de los riesgos psicosociales en España y cómo las últimas reformas legislativas pueden incidir en la acentuación de los mismos. Tal y como ha indicado la gerente de OTP “la reciente reforma laboral introduce numerosos preceptos con clara repercusión directa y/o indirecta en el ámbito psicosocial: el nuevo régimen de la movilidad funcional y geográfica o la regulación de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo son instituciones que afectan de forma esencial a la salud y bienestar de los trabajadores”.
A continuación, Carmen Soler, insistió también en la necesidad de cambiar de paradigma, pasar de las emociones negativas a las positivas, aterrizando nuestros miedos.
 Además señaló la importancia de investigar y trabajar en organizaciones positivas, basadas no tan sólo en razones de carácter científico, sino también en prácticas y estratégicas de las Organizaciones, siguiendo el modelo HERO (HEalthy & Resilient Organization) de la Dra. Marisa Salanova que considera como Saludables, aquellas organizaciones que desarrollan esfuerzos sistemáticos, planificados y proactivos para mejorar su salud psicosocial y financiera, mediante prácticas saludables y recursos para mejorar a nivel de tareas, ambiente social y organizacional, especialmente en situaciones de crisis y cambios bruscos.
Por último y para abordar los cambios que tienen lugar en las Organizaciones en la actualidad, Carmen Soler, señaló que “debemos apoyarnos en un concepto positivo de salud integral, que como propone la Organización Mundial de Salud, implica un estado de bienestar total que incluye un bienestar físico, mental y social, y no la mera ausencia de enfermedad o trastornos. 
El valor estratégico de una Organización Saludable, es la SALUD, estas organizaciones cuentan con un ambiente físico saludable, y un ambiente social inspirador, dónde sus empleados se sienten enérgicos y sus productos y servicios son saludables, tienen buena relación con la comunidad, y resultan en momentos de dificultad, más resilientes que el resto de Organizaciones dirigidas por líderes emocionalmente inteligentes, que promueven ambientes saludables, minimicen el conflicto y situaciones de violencia en el trabajo, además de maximizar el rendimiento y el bienestar.


Fuente www.mancohortasud.es