Foto Europapress
Fuente: www.europapress.es
La Dirección General de Trabajo de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio, a través del Instituto Canario de Seguridad Laboral (Icasel), ha iniciado esta semana un nuevo curso básico de prevención de riesgos laborales, pero que por primera vez está dirigido a la comunidad sorda. 
La iniciativa, que consta de un total de 30 horas lectivas, se prolongará hasta el próximo 2 de marzo y todos los docentes son personal del Icasel. La directora general de Trabajo de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio, Gloria Gutiérrez, ha destacado que esta iniciativa “es una oportunidad singular en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, al ser los alumnos de esta edición personas con discapacidad auditiva”.
 
El programa del curso de nivel básico de prevención de riesgos laborales se contempla en el Anexo IV del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención. Así se impartirán, entre otros, conocimientos sobre los riesgos profesionales, los factores de riesgo, los accidentes de trabajo, las enfermedades profesionales o el marco normativo básico en materia de prevención de riesgos laborales.
 
  
En esta línea, Gutiérrez ha proseguido insistiendo en que hay que promover la concienciación y formación de todos los empleados ya que estos aspectos suponen la “principal baza” para combatir las tasas de siniestralidad laboral en Canarias. Además ha anunciado que se realizarán nuevas actividades formativas en el futuro junto a la Fundación Canaria para el Sordo (Funcasor) y la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de las Islas Canarias (Fasican).
 
Gutiérrez ha precisado que con esta acción se pretende especialmente promover la seguridad y la salud de los trabajadores y trabajadoras sordas estableciendo unas pautas de actuación para prevenir la materialización de esos riesgos a los que están expuestos. “Estamos muy interesados en la concienciación de la necesidad de tener unas condiciones de trabajo adecuadas para preservar la salud que es el bien más preciado que tenemos”, ha subrayado.
   
Por último, Gutiérrez ha recordado que entre sus objetivos se encuentra de forma prevalente impulsar la prevención de riesgos laborales para combatir así la accidentalidad laboral. Asimismo ha abogado por la implicación de empresarios y trabajadores para lograr que se reduzcan los accidentes, ya que la sociedad no puede permanecer ajena a esta realidad.