En toda intervención en un espacio confinado deben adoptarse, al menos, todas las siguientes medidas preventivas:

1. Medición y evaluación del riesgo de la atmósfera interior antes de entrar en el espacio confinado.
 
2. Las personas que entren han de disponer de un medidor ambiental continuo, de una máscara de  auto salvamento y de un medio de comunicación permanente con el exterior.
 
3. Favorecer la ventilación natural abriendo todas las aberturas y ventilar mecánicamente insuflando aire por la parte baja. Si es necesario, limpiar el espacio desde el exterior.
 
4. Aislamiento total de la zona de intervención: limitando el acceso exclusivamente a las personas que deben actuar y consignando los fluidos y energías accesibles desde el exterior.
 
5. El equipo de intervención ha de estar formado al menos por dos personas, una de las cuales debe ser  recurso preventivo y permanecer  permanentemente en el exterior.
 
6. Disponer de un sistema de rescate (arnés y sistema de izado) que permita la actuación en caso necesario.
 
7. Toda la actuación debe estar previamente autorizada por la persona designada para controlar la realización de trabajos especiales y realizarse según un procedimiento previamente establecido.