El gigante de Internet Google ha informado recientemente de que los responsables de sus centros de datos en Estados Unidos han trabajado el año pasado en un proyecto que pretende incrementar los niveles de seguridad laboral y medioambiental de sus infraestructuras en aquel país.

Así, según Google, todos los centros de datos de la compañía en Estados Unidos han recibido las certificaciones ISO 14001 de gestión medioambiental y OHSAS 18001 de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo.

De esta manera, Google se convierte en la primera gran compañía de servicios de Internet en conseguir una certificación externa de sus altos estándares de gestión medioambiental y de seguridad y salud en el trabajo.


Según la multinacional tecnológica, ambas normas se basan en un concepto muy simple: “decir lo que vas a hacer, hacer lo que dices y, a continuación, seguir mejorando”. Las normas dicen qué elementos clave son necesarios, pero no cómo hacerlo, faceta que corresponde a Google.
 
Como ejemplo de las mejoras implementadas, Google afirma que, al igual que la mayoría de los centros de datos, los suyos tienen generadores de energía para mantener las cosas funcionando en caso de apagón. Para reducir el impacto medioambiental de estos generadores, la compañía ha hecho dos cosas: primero, minimizar la cantidad de tiempo de funcionamiento y necesidad de mantenimiento de los generadores; después, trabajar con los fabricantes de aceite y de los equipos para alargar los periodos entre cambios de aceite. Gracias a ello se ha logrado reducir el consumo de combustible de esos generadores en un 67%.
 
Otro ejemplo señalado por Google en materia de seguridad medioambiental y laboral es la puesta en marcha de un sistema para el correcto manipulado, empaquetado, envío y reciclaje de las baterías de los servidores de los centros de datos.
 
Según Google, estos son solo dos elementos que se han incorporado últimamente a un conjunto de políticas seguidas en las operaciones diarias de los centros de datos de la multinacional, con el objetivo de convertirse en referencia en seguridad laboral y medioambiental, y porque “nos preocupamos de las comunidades en las que vivimos y trabajamos”.
 
Seis centros de datos han recibido la doble certificación ISO 14001 y OHSAS 18001 en Estados Unidos, y la pretensión de Google es obtenerla también en sus centros de datos europeos.