Hablamos de espacios confinados cuando nos referimos a recintos con aberturas limitadas de entrada y salida y que disponen de ventilación natural escasa o nula.

 
Como norma general estos espacios no han sido diseñados para ser ocupado personas; sin embargo, es necesario acceder a ellos para realizar tareas de mantenimiento, reparación o limpieza.

Debido a su limitada ventilación, en los espacios confinados pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables, o tener una atmósfera deficiente en oxígeno; al acceder a ellos pueden producirse accidentes graves e incluso mortales por asfixia debida a la falta de oxígeno,  por intoxicación al inhalar gases tóxicos y por incendios o explosiones

 

¿Donde podemos encontrarlos?
Fuente: www.insht.es