Durante el año 2011 se produjeron en España más de 65.000 accidentes laborales de tráfico con víctimas, lo que representa el 10% del total de los accidentes laborales con baja.
 
De los 65.000 accidentes, el 70% fueron accidentes in itinere, es decir, se produjeron al ir o volver al trabajo y el otro 30% fueron en misión, accidentes que tienen lugar durante la jornada de trabajo.
 
Debido a la preocupación por este tipo de accidente, la Dirección General de Tráfico ha comenzado una campaña informativa con el objetivo de hacer llegar a la población un mensaje de prudencia ante el riesgo de sufrir un accidente laboral al ir o volver del trabajo.
 
La campaña aprovecha la expresión “de casa al trabajo y del trabajo a casa” de uso muy frecuente en cualquier conversación diaria, por el significado que adquiere en el contexto de la seguridad vial.